Catálogo de vajillas

Inicio


 

Vajilla blanca

vajilla blancaComienza la época de fiesta de fin de año, tiempos de reuniones familiares, semanas llenas de compromisos, que son siempre comidas, cena de navidad con los compañeros de trabajo, cena de fin de año con los amigos, cena de fin de año con los amigos de un curso y así, como dice el dicho tantas veces va el cántaro al agua que al final se quiebra, de tantas cenas que en algún momento nos tocará a nosotros recibir a un grupo de nuestros afectos en casa. Es entonces cuando nos toca sacar nuestra vajilla blanca y por qué blanca y no otra? Dos buenos motivos, el primero es porque la vajilla blanca es un clásico que nos permitirá incluir cualquier tipo de decoración en la mesa dentro de un marco de cierta formalidad y el segundo es que si por el motivo que fuera tuviéramos que reemplazar alguna pieza que se nos hubiera perdido o quebrado, es de fácil renovación, en todas partes podemos conseguir vajilla blanca. Incluso si no fuera para una celebración, esta vajilla resiste mucho en el caso de que la eligiéramos para uso diario, que con el tiempo se irá convirtiendo en una mezcla de las más variadas procedencias pero con un único denominador en común, todas son piezas de vajilla blanca. Otra de las características que cumple la vajilla blanca, la de uso diario en especial, es que tiene precios accesibles, es resistente y por lo tanto duradera, se la puede conseguir en distintos materiales como loza, cerámica pintada, porcelana, vidrio ultra resistente, etc .


Uno de los aspectos más interesantes de contar con un juego de vajilla blanca es que se pueden mezclar diferentes materiales y sin embargo combinan a la perfección, por lo tanto, no es tan descabellado presentar una mesa bien decorada con vajilla blanca mixta cuyos platos de sitio sean de loza, los platos playos de porcelana y los platos hondos de cristal ultra resistente, los platos de postre pueden ser de loza también, la única regla de oro es que todas las piezas deben ser de color blanco puro y que no posean ningún tipo de decorado en relieve, líneas simples y neutras. Los cuencos, las fuentes y el juego de café se pueden conseguir por precios muy baratos en cualquier tienda de venta de vajillas. Cuando mezclamos materiales, como en el caso que proponemos, también se admite que incluyamos distintas formas, pudiendo utilizar fuentes cuadradas, ovales o rectangulares para servir las ensaladas y que podremos disponer en la mesa sin que desentonen, obvio, todas son vajilla blanca.
Este tipo de vajilla la podemos conseguir en cualquier tipo de tienda y en casi todos los estilos que existen en el mercado. Si lo que buscamos es dar con algún set de vajilla blanca unipersonal, porque lo que queremos es un regalo único, podemos recurrir a tiendas más selectas donde podremos hallar este tipo de juego de vajilla, vienen presentados en coquetas cajas individuales o para dos comensales y lo que nos permite es elegir un material más caro, como auténtica porcelana o piezas de cristal ultra resistente, a los cuales podemos enviar a personalizar haciendo que le inscriban el anagrama con las iniciales de nuestro homenajeado.

 

Otros usos habituales de las vajillas blancas

Otros usos habituales que se le da a la vajilla blanca es en el mundo de la hostelería y del catering, en los hoteles a veces se ve vajilla blanca pero con una línea del color corporativo que va bordeando todo el plato o casos en los que incluye el logo de la cadena hotelera, vajilla blanca tazonpero en los servicios de catering la vajilla es indefectiblemente blanca, principalmente porque esta característica le permite a los profesionales de la gastronomía, explayarse y decorar de la forma más atractiva los platos que se presentaran en algún evento o celebración; sobretodo esto se aprecia cuando se hace uso de piezas cuadradas en las cuales se puede presentar la receta con más libertad dejando espacio para decorar de modo tal que la comida se destaque no sólo por sus sabores sino que impacte también desde su presencia.
En ocasiones los jóvenes diseñadores que proponen nuevas tendencias, desde el uso de nuevos materiales, hasta los mas variados complementos, es posible ver mesas en las cuales todos los platos son de colores siguiendo una pauta, por ejemplo, plato de sitio en negro, plato llano en fucsia, plato hondo en naranja, copas de cristal rojizo, pero todo lo que se refiere a uso común es vajilla blanca, salero, pimentero, cuencos con aditivos, aceitera, vinagrera, ensaladera y alguna fuente donde presentar el plato fuerte.
En el extremo opuesto están la sofisticación y la elegancia, encontramos aquella vajilla blanca de porcelana que tiene un borde finísimo en plateado y en completo juego y combinación con todas piezas que haya sobre la mesa, combinado con una buena cristalería y cubiertos de plata.

contacto